¿Cuándo prescribe una deuda de tarjeta de crédito?

Las tarjetas de crédito son un instrumento financiero útil en muchos sentidos, ya que nos ayudan a enfrentar pagos de emergencia o reveses que nuestra planificación financiera no tuvo en cuenta. Por otra parte, muchas personas adquieren obligaciones de crédito con los bancos simplemente por inercia o por desconocimiento, gastando por encima de sus posibilidades y en ocasiones terminando con serios problemas financieros. 

Esto no exime de la culpa a los bancos, que en ocasiones fomentan la venta de productos abusivos y ponen objetivos a sus vendedores de colocar dichos productos al mayor número de personas. Han existido numerosos ejemplos en España de este estilo y han sido denunciados a la opinión pública.

Esta mala praxis, práctica de dudosa moralidad tanto por parte de los bancos como por parte de los usuarios, ha provocado una oleada de impagos en las tarjetas de crédito en los últimos años, y más acentuado desde la aparición de la pandemia en el año 2020.

Lo primero que debemos tener claro es qué es una tarjeta de crédito, a continuación lo veremos.


¿Qué es una tarjeta de crédito?

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito la emite un banco o empresa privada a nombre del beneficiario, que podrá usarla para pagar bienes y servicios sin utilizar efectivo. La característica principal de este producto es que los pagos se realizan en el futuro, pudiéndote financiar con ella.

Cuando el beneficiario adquiere un contrato de tarjeta de crédito, normalmente se le aplica un límite de lo que la persona puede gastar, y se va creando un historial conforme la persona la utiliza que va incrementando el gasto disponible.

Los bancos ganan dinero con este producto a través de las comisiones que cobran a los comercios y por la cuota o porcentaje que pague el beneficiario.

¿Qué tipos de tarjetas de crédito existen?

Hay tantas tarjetas de crédito como productos bancarios en el mercado. Varían según su beneficiario, el uso que se le vaya a dar, las formas de pago, el tipo de producto o el poder adquisitivo del cliente. A continuación vamos a ver algunas:

  1. Tarjeta de crédito estándar: son las tarjetas más comunes, Mastercard, Visa, etc. El plazo de devolución de la deuda es entre uno y dos meses, y comienzan a cobrar intereses cuando se agota el saldo. El crédito va desde los 500 hasta los 1.500 euros al mes.
  2. Tarjetas oro/platino: Los usuarios de estas tarjetas suelen tener un poder adquisitivo mayor y por lo tanto su límite de crédito es más alto que en las tarjetas estándar. Además disfrutan de beneficios adicionales por ser clientes de alto estatus.
  3. Tarjetas revolving: cuando el usuario de esta tarjeta realiza un pago es aplazado de forma automática, de esta forma el beneficiario abona una cantidad fija en lugar de un solo pago al momento de liquidar. Suena bien pero no todo son ventajas, ya que los intereses que se pagan son mucho más altos.
  4. Tarjetas de puntos: en este caso la empresa o institución que la emite ofrece al beneficiario descuentos en diferentes bienes y servicios asociados con ella.  
  5. Comerciales: la particularidad de estas tarjetas es que no son emitidas por bancos, sino por los propios negocios. Los cargos son efectuados en la cuenta bancaria del beneficiario con pagos a plazos mensuales y sin intereses.  
  6. Tarjetas de crédito virtuales: es uno de los últimos avances en tarjetas de crédito, y que no existen físicamente, sólo de forma virtual. Se cargan con dinero y se utilizan mayormente para el comercio electrónico. 
  7. De empresas: este tipo de tarjetas son las que utilizan las empresas para cubrir los gastos en dietas de sus empleados y así llevan un control más riguroso.     

Ahora que hemos visto qué tipo de tarjetas de crédito existen, vamos a ver cuándo prescribe su deuda.


¿Cuándo prescribe una deuda de tarjeta de crédito?

¿Cuándo prescribe una deuda de tarjeta de crédito?

Cuando adquirimos una deuda con una entidad a través de una tarjeta de crédito, esta tiene fecha de caducidad. El plazo de caducidad va desde los 3 a los 10 años, y pasado este tiempo nuestra obligación quedará prescrita. El plazo varía según el tipo de tarjeta de crédito y el año en que fue emitida, ya que en el año 2015 se realizó una reforma del Código Civil que regula este aspecto.


¿Cuáles son los requisitos para que prescriba una deuda de tarjeta de crédito?

Muchas personas piensan que para que prescriba una deuda lo único que tiene que suceder es que se venza el plazo estipulado en el Código Civil, sin embargo no es así. Para que quedemos libres de la deuda se deben dar una serie de requisitos que repasaremos a continuación:


Requisitos para que prescriba una deuda

Requisitos para que prescriba una deuda

Se deben dar dos requisitos principales para que una deuda prescriba:

  1. Que el banco o institución no haya iniciado ninguna acción legal judicial.
  2. Que la persona que tiene la deuda no haya reconocido que tiene una deuda impagada.

En caso de que se den estas dos condiciones, el banco o la institución prestataria no podrá exigir el pago de la deuda desde el punto de vista legal. Lo normal sin embargo, es que el banco o la entidad lleve a cabo alguna acción legal, tanto judicial como extrajudicial, para reclamar el pago de la deuda. Esto podría ser mediante un requerimiento notarial, por ejemplo.

Desde aquí te aconsejamos que si tienes deudas pendientes con bancos u otras instituciones no dejes que pase el plazo de vencimiento y mantente al día con los pagos, ya que los bancos tienen departamentos legales que se ocupan de tomar acciones antes de que se venzan los plazos.

Cuando una entidad inicia este proceso se le llama juicio monitorio, a través de esta gestión, el banco estará amparado legalmente para reclamar el dinero por otras vías, como la incautación de bienes. Puedes ponerte en contacto con nosotros si tienes cualquier duda al respecto.

¿Qué te ha parecido esta información? ¡Puntúala!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta