La Ley 5/2019 que regula los contratos de crédito inmobiliario especifica claramente en su artículo 13 que se deberá realizar una tasación de los inmuebles que se aporten como garantía para el préstamo que se quiere firmar. Además, el coste de la tasación es uno de los costes que debe asumir el prestatario antes de firmar el crédito. En este artículo vamos a describirte brevemente qué se tiene en cuenta a la hora de tasar una vivienda de cara a firmar un crédito hipotecario.


Qué dice la normativa en cuanto a la tasación de los inmuebles

El artículo 13 de la mencionada ley 5/2019 especifica claramente que las propiedades inmobiliarias que se aporten como garantía del préstamo deberán ser tasadas antes de la firma del mismo. Esta tasación deberá ser realizada por una empresa o entidad legalmente regulada y que utilice las normas de tasación establecidas en la orden ECO/805/2003, que especifica aquellas normas de valoración de inmuebles y derechos inmobiliarios que se vayan a utilizar con finalidades financieras.

La validez temporal de una tasación

Antes de proceder a realizar una tasación de un inmueble debe saber qué las tasaciones inmobiliarias tienen fecha de caducidad. Aunque en ninguna normativa se especifica el tiempo de validez de una tasación inmobiliaria se considera de forma extraoficial que está caduca aproximadamente a los 6 meses después de realizada. Por eso es muy importante encargar la tasación de nuestra vivienda para un crédito hipotecario justo en el momento en el que vayamos a firmarlo.


Cómo se tasa un inmueble

Existen empresas especialistas en tasación de inmuebles que cuentan con equipos de Arquitectos y Arquitectos Técnicos que se encargan de valorar viviendas, edificios y locales comerciales. Cualquier empresa o profesional que se dedique a la tasación inmobiliaria debe estar legalmente regulada por el Banco de España, así que asegúrate que se trata de una empresa que opera de forma oficial.

Primer paso para tasar una vivienda

El profesional tasador primeramente solicitará una nota simple del Registro de la Propiedad para obtener todos los detalles relativos a la vivienda o propiedad que se quiere tasar: tipo de propiedad, superficie, ocupación actual, servidumbres…

Valorando sobre el terreno

Después de obtener todos los detalles relativos al inmueble se pasará a realizar una inspección ocular del exterior y del interior de la vivienda, así como del edificio en el que se encuentre.

Los aspectos que se tienen en cuenta durante una inspección ocular de un inmueble son generalmente los siguientes:

  • Situación geográfica. Tanto a nivel estatal como a nivel local. El hecho de que cerca de la vivienda dispongamos de supermercados, zonas verdes y servicios de transporte público ayudará a que la vivienda o propiedad inmobiliaria se revalorice.
  • Estado de conservación. Una vivienda reformada, con buen aislamiento y buena certificación energética tendrá más valor que una vivienda donde no se haya prestado atención al estado del edificio y las instalaciones.
  • Inmuebles en la misma zona. El profesional seguramente buscará viviendas similares a la que está tasando y que se encuentren en los alrededores para usar como referencia.
¿Qué te ha parecido esta información? ¡Puntúala!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta