Puede que no lo sepas, pero disponer de una buena calificación crediticia es el primer paso para obtener un préstamo. Sin embargo muchos particulares lo ignoran. Para conocer la calificación crediticia tenemos el score de crédito. Un algoritmo por medio del cual las empresas financieras comprueban si el futuro cliente dispone de suficiente liquidez como para hacer frente a sus obligaciones nivel financiero.

Si quieres saber más sobre qué calificación crediticia es considerada buena, en Crediting te lo contamos todo. Vamos a ello.

La calificación crediticia

Muchos usuarios confunden la calificación crediticia con estar incluidos en listas o ficheros de morosidad como Asnef o RAI. Sin embargo son conceptos completamente diferentes. Mientras que las listas de morosos advierten a las entidades financieras de aquellos clientes que tienen deudas pendientes con diferentes tipos de empresas, la calificación crediticia ayuda a estas mismas entidades a averiguar si su futuro cliente es un buen pagador. Es decir, que en este caso lo que se valor es saber si eres capaz de cumplir con tus obligaciones de pago llegado el momento.

¿Cuándo una entidad financiera considera que disponen de una calificación crediticia buena?

En general para que la calificación sea considerada como buena hay que cumplir los siguientes requisitos:

  • No tener órdenes de pago pendientes. Independientemente del tipo de pago que se trate. Si la entidad a la que acudes observa que tienes varios meses de impago de alguna de tus deudas, tu calificación crediticia no será positiva. Esto demostrará que no eres un buen pagador. Por ejemplo si debes seis meses de factura del teléfono móvil o llevas cuatro sin pagar la hipoteca. Este tipo de impagos afectara a tu calificación crediticia de manera negativa.
  • Que tus ingresos y tus deudas estén equilibradas. Para tener una calificación crediticia óptima es importante que tus deudas no sean superiores a tus ingresos. Lo ideal es que estas no superen en ningún, entre todas, el 40 % de tus ingresos netos mensuales. De esta manera la entidad financiera a la que acudas sabrá que tienes todavía suficiente capacidad económica como para adquirir una nueva deuda. Difícilmente te prestarán dinero si ya estás rebasando ese 40 % o te queda muy poco para hacerlo.
  • Disponer de unos ingresos estables. La estabilidad económica es vital para tener una calificación crediticia positiva. Aquellos usuarios con contratos indefinidos y de larga duración son los mejor valorados en este tipo de calificaciones. Sin embargo aquellos con mayor inestabilidad económica reducen su calificación crediticia por este motivo. A mayores ingresos y estabilidad, mejor calificación obtendrás., No lo olvides.

Y por último

  • Ser un buen pagador. Si has tenido que hacer frente a un préstamo en algún otro momento y lo has devuelto de manera puntual, esto mejorará tu socre crediticio de forma directa. Ya que demuestras capacidad para devolver el capital prestado.
  • Poder tener avales. Aunque acudas a una solución financiera que no necesite de un aval, poder disponer de él sin problemas demuestra tu buen score creditico. El respaldo patrimonial es vital para mejorar esta calificación. Contar con garantáis como un inmueble o un coche en propiedad, o una persona física o empresa que responda por ti, es una buena señal para los prestamistas.
¿Qué te ha parecido esta información? ¡Puntúala!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta