¿Cómo tributa un préstamo en el IRPF?

Los préstamos son contratos por medio de los cuales un tercero nos presta una cuantía de dinero, que deberemos devolver en un plazo previamente acordado y con unos intereses. A la hora de solicitar un préstamo, hay muchos aspectos que debes tener en consideración, empezando por su tipología y características principales. Y es que existen diferentes tipos de préstamo y, consecuentemente, aspectos derivados que deberás tener en cuenta.

Entre las principales preocupaciones que surgen entre las personas que solicitan los préstamos, destaca la de saber cómo tributan en el IRPF. En este artículo, te contaremos las diferencias que hay entre los diferentes tipos de préstamos y cómo tributan, cada uno de ellos, en el IRPF. 


¿Cómo tributa un préstamo entre particulares?

Cómo tributa un préstamo entre particulares

Los préstamos entre particulares suelen ser una vía de financiación que no se solicita a través de una entidad bancaria. El préstamo particular se entrega a título individual a un autónomo o particular por parte de otro particular o inversor, para que pueda llevar a cabo un proyecto.

Usualmente, se destinan a satisfacer necesidades de financiación a corto plazo, como podría ser la compra de un automóvil, una intervención médica e incluso ir de vacaciones.

Cuando hablamos de la tributación en el IRPF en esta clase de préstamos, deberemos diferenciar entre la figura del prestamista y del prestatario. El prestatario, que es la persona que recibe el dinero, no deberá hacer nada con respecto al IRPF, a excepción de si es autónomo. En este caso y siempre y cuando el préstamo se pueda vincular con su actividad principal, podrá deducir los intereses que haya pagado. No obstante, si hablamos del prestamista, que es quien nos deja el dinero, la situación cambia, ya que el dinero obtenido tributa en el IRPF por la parte del capital. 

Existe un último aspecto que debes tener en cuenta en los préstamos entre particulares, y es que si se trata de un préstamo que no tiene intereses (como los prestamos gratuitos entre familiares que veremos a continuación), no se deberá pagar nada en el IRPF

¿Cómo tributa una hipoteca? ¿Desgrava en IRPF?

Un préstamo hipotecario, conocido también como hipoteca, es un tipo de préstamo que utilizan los compradores de propiedades inmobiliarias que desean obtener fondos para adquirirlas o, por otro lado, por propietarios de inmuebles que desean obtener fondos para cualquier finalidad, al tiempo que se establece un gravamen sobre la propiedad hipotecada. 

Cuando hablamos de la tributación del IRPF en cuanto a las hipotecas, debemos tener en cuenta la deducción que se puede aplicar. Esto es posible si tu hipoteca se firmó antes de 2013, y siempre y cuando se cumpla con dos requisitos:

  • Haber adquirido la propiedad antes del 2013, fecha en la que se eliminó la deducción.
  • Haber aplicado la deducción para desgravar la hipoteca en el ejercicio anterior, es decir el de 2012, o en años anteriores. 

En caso de que cumplas con los requisitos previamente especificados, podrás llegar a desgravar hasta un 15% sobre un máximo anual amortizado de 9.040€. Esto se traduce en un ahorro de hasta 1.356 euros de IRPF anuales. 

Además, existen otros gastos asociados con la compra de un inmueble, que también podrás desgravar, como los que siguen a continuación:

  • Cuotas del préstamo: todas y cada una de las mensualidades que hayamos pagado a lo largo del ejercicio.
  • Comisión de apertura
  • Precio de los seguros vinculados
  • Gastos de constitución del crédito
  • Gastos derivados de la escritura de la compraventa
  • Gastos de cancelación de la hipoteca

¿Cómo tributa un préstamo gratuito entre familiares?

Tributación préstamo gratuito entre familiares

Finalmente, nos encontramos con los préstamos gratuitos que se dan entre familiares. Se suelen dar cuando necesitamos financiación para algún tipo de proyecto personal y, por suerte, contamos con una red familiar que puede ayudarnos y ofrecernos el dinero que necesitamos. No obstante, aunque pensemos que esto se puede hacer de forma verbal, es mejor firmar un contrato para evitar problemas con Hacienda.

Si hablamos de la tributación, debes tener en cuenta que los préstamos entre particulares sin ánimo de lucro, y siempre y cuando se realicen entre personas físicas, están sujetos a IRPF pero exentos de tributación. Dicho en otras palabras, esto significa que este préstamo debe pagar los gastos de transmisiones patrimoniales, pero no se deberá pagar cantidad alguna ya que, este tipo de operaciones están exentas de tributación. En este contexto, aparece lo que se conoce como modelo 600 y que veremos a continuación. De hecho, el prestatario deberá liquidar el impuesto en Hacienda y la autoliquidación se realizará con dicho modelo


Modelo 600: la clave para hacerlo bien a ojos de Hacienda

El modelo 600 es un formulario que debe entregarse a Hacienda cuando se firma un préstamo entre familiares. Este formulario debe entregarse, junto con la firma por triplicado del contrato de préstamo, para que Hacienda no considere que estamos realizando una donación encubierta.

De hecho, en el contrato del préstamo deberemos especificar detalladamente que se produce de forma gratuita y entre miembros de una misma familia, y que no se trata de una donación. En caso de que Hacienda considere que estamos realizando una donación, podrían reclamarnos las cantidades correspondientes al Impuesto de Sucesiones y Donaciones.


¿Cuál es la diferencia entre una donación y un préstamo?

Diferencia entre una donación y un préstamo

Una donación y un préstamo son dos conceptos que debes poder diferenciar. Cuando hablamos de préstamo entre familiares, nos referimos a una cuantía de dinero que deberemos devolver, aunque sea sin intereses, por lo que no es ninguna donación. Si Hacienda entiende que lo que estamos llevando a cabo es una donación, podríamos encontrarnos ante la problemática previamente especificada: la reclamación del dinero correspondiente al Impuesto de Sucesiones y Donaciones y una penalización. Usualmente, dicha sanción podrá rondar el 20% de la cantidad exigida. 

¿Qué te ha parecido esta información? ¡Puntúala!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta