Desventajas y peligros de los préstamos instantáneos

Si te encuentras ante la problemática de tener que hacer un pago urgente y no dispones de dinero suficiente para ello, puede que lo primero que hayas pensado es solicitar un préstamo instantáneo.

Se solicita por internet sólo presentando el DNI y te ingresan pequeñas cantidades de como máximo 1000€ y sin hacer muchas preguntas.

¿Parece una buena opción para obtener dinero en momentos de necesidad verdad?

No obstante, no es oro todo lo que reluce. Te aconsejamos que leas detenidamente el siguiente artículo para conocer las desventajas y peligros de los préstamos instantáneos que puedes correr si decides solicitar un préstamo de este tipo.


Qué son los préstamos instantáneos

Qué son los préstamos instantáneos

Se denomina préstamo instantáneo a la cesión de dinero concedida por parte de una entidad especializada en financiación de forma rápida, como su nombre indica, y sin apenas trámites burocráticos previos.

De hecho, se trata simplemente de un préstamo en el que el prestamista ofrece dinero a cambio de que el prestatario se lo devuelva en un plazo determinado y con unos intereses.

Suelen ser préstamos que hay que devolver a muy corto plazo, ya que la cantidad que ofrecen no es muy elevada.

Prestamistas.net

Las empresas que conceden este tipo de préstamos suelen caracterizarse por no pedir demasiada documentación al solicitante e incluso no hacer ningún tipo de análisis de solvencia para saber si la operación conlleva riesgo de impago.

Esto se debe a que estas operaciones conllevan unos intereses totalmente desorbitados y unas condiciones en las que, en caso de retraso o demora en los pagos, la cantidad de penalización es excesivamente elevada.

Post relacionado: Cómo calcular los intereses de un préstamo


Riesgos de solicitar un préstamo instantáneo

Como has podido ver, a menudo, las empresas que ofrecen préstamos instantáneos suelen aprovecharse de las necesidades de los clientes que necesitan financiación de forma urgente y que no hacen apenas preguntas. Sin embargo, la letra pequeña de este tipo de préstamos está llena de riesgos y desventajas, como podemos ver a continuación:

  • Cantidad solicitada: los préstamos instantáneos o urgentes se caracterizan por ofrecer limitaciones en cuanto al dinero al que puedes acceder. De hecho, las cantidades a las que puede optar el solicitante suelen ser bajas (de como máximo unos 1000€ más o menos) y se debe devolver el capital a corto plazo.
  • Margen temporal: aunque se denominen préstamos instantáneos, es usual que la tramitación de los mismos se demore horas o incluso días.
  • Intereses: el inconveniente principal de estos préstamos son los intereses desorbitados que hay que pagar que, a menudo, pueden elevase hasta al 30%.
  • Comisiones: por si fuera poco, otra de las desventajas de estos préstamos es el elevado importe que hay que pagar a modo de comisión si nos retrasamos en alguno de los pagos. Esto hace que, en el caso de incurrir en comisiones por demora la TAE de la operación se dispare hasta niveles totalmente desorbitados.
  • No hay espacio para la negociación: en caso de que no puedas proceder al pago de una de las cuotas y necesites pedir un aplazamiento, una refinanciación o un breve periodo de carencia en raras ocasiones lo conseguirás. Y es que este tipo de entidades no suelen negociar.

Posible salvavidas a los abusos: la ley de usura

Ley de usura

Si te encuentras ante la problemática de haber solicitado un préstamo instantáneo y a día de hoy crees que estás pagando unos intereses desorbitados, tu mejor opción es presentar una reclamación en base a la Ley de Usura. Esta declara nula los contratos en los que se aplican intereses superiores al tipo medio, sin causas justificadas. Si esto sucede y se lleva ante un tribunal, la entidad deberá devolver el dinero de los intereses, gastos y comisiones, dejando únicamente a devolver el dinero inicialmente solicitado. 

Existe una segunda opción para que puedas reclamar, que es por medio de las condiciones generales de contratación.

Consiste en el derecho que tiene un consumidor de que un contrato se considere nulo si es de carga económica elevada y se considera que el cliente no puede comprenderlo dada su dificultad.


Acceso a nuestros préstamos de dinero urgente

Si te encuentras ante la necesidad de disponer de financiación urgente, puedes optar por la financiación hipotecaria privada que te ofrecemos en Prestamistas.net.

Para poder solicitar un préstamo de dinero urgente a través de Prestamistas.net, deberás cumplir con los tres requisitos que enumeramos:

  • Disponer de una propiedad inmobiliaria libre de cargas
  • Realizar una tasación independiente del inmueble
  • Identificarse con DNI y justificar tu solvencia (ingresos) de algún modo

¿Por qué acudir a Prestamistas.net para solicitar dinero urgente?

Los préstamos concedidos por Prestamistas.net son préstamos hipotecarios, estudiados uno a uno y de forma individualizada: no damos financiación si vemos que nuestro préstamo sólo va a causarte más problemas. Por eso son la mejor alternativa a la financiación tradicional concedida mayoritariamente por las entidades bancarias y por supuesto mucho más seguros que los préstamos instantáneos.

Además, no correrás las mismas desventajas y riesgos que pidiendo un préstamo instantáneo, ya que nuestras condiciones y ventajas son más que claras:

  • No solicitamos dinero por avanzado
  • Ofrecemos amplios plazos de amortización (de hasta 20 años)
  • Cuotas a medida de tu situación económica
  • Sin complicados papeleos ni decenas de llamadas
  • Sin productos vinculados ni letra pequeña
  • Sin cambiar de banco
  • Rapidez de gestión: solicitud confirmada en horas
  • Firmados siempre ante el notario que tú elijas
  • Dicho notario podrá guiarte y asesorarte sobre nuestra oferta de préstamo sin ninguna obligación por tu parte y sin coste en caso de que te eches atrás.

No dudes en contactar con nosotros. En menos de 24 horas, podemos empezar a tramitar la operativa para que consigas el dinero que necesitas. 

¿Qué te ha parecido esta información? ¡Puntúala!
(Votos: 0 Promedio: 0)