¿Qué es el EURIBOR y cómo afecta a las hipotecas?

Seguramente hayas oído el concepto de Euribor muchas veces en las noticias o lo hayas leído en el periódico, y también con toda seguridad tengas claro que es un concepto asociado a las hipotecas o como mínimo está relacionado con el sector financiero y bancario europeo. Sin embargo, más allá de esto puede ser que no tengas más conocimiento sobre qué es el Euribor, cómo se calcula y cómo afecta al precio de las hipotecas en Europa. En este post vamos a explicarte todo lo que tienes que saber sobre el Euribor y cómo te afectará en el caso de que tengas una hipoteca contratada a tipo variable.

Qué es el EURIBOR

Relacionado: qué es la TAE y para qué sirve

Euríbor es un acrónimo de las palabras Euro Interbank Offered Rate, y es el tipo de interés europeo de oferta interbancaria. Dicho de otro modo, el EURIBOR se puede definir como el índice que se toma de referencia diariamente para indicar el tipo de interés al que se acogen multitud de bancos para concederse préstamos a corto plazo entre ellos. A partir del Euribor, los bancos añaden un margen extra a la hora de prestar dicho dinero a particulares y empresas. El EURIBOR también es conocido como tipo de interés del mercado interbancario europeo.

Cómo se calcula el EURIBOR

El EURIBOR se obtiene a partir del promedio del tipo de interés que las entidades indican en una encuesta mandada a los principales bancos de Europa. Así de fácil.

Cómo afecta el EURIBOR a las hipotecas

Relacionado: cómo calcular los intereses de un préstamo

El Euribor sirve como referencia para dar créditos o préstamos bancarios, como por ejemplo los préstamos hipotecarios. Esto significa que el Euribor puede ser un factor clave a la hora de optar por un préstamo u otro, ya que va a intervenir directamente sobre el precio final de la vivienda (al modificar el tipo de interés del préstamo asociado a la misma). Por tanto, una subida del euríbor va a afectar directamente sobre las cuotas mensuales en las que se desglosa una hipoteca.

El EURIBOR y las hipotecas de tipo variable

hipoteca de tipo variable
Las hipotecas a tipo variable están afectadas por el Euríbor

Las subidas y bajadas del euríbor afectan directamente a las cuotas de las hipotecas de tipo variable. Las hipotecas de tipo variable son aquellas que están directamente asociadas a EURIBOR: si el EURIBOR registra subidas, las cuotas de las hipotecas que sean de interés variable aumentarán porque están parcialmente asociadas a este parámetro. De igual forma, si el euríbor baja las cuotas descenderán de igual forma y el cliente pagará menos en su cuota.

Las oscilaciones marcadas por el euríbor, que al final es lo que resulta determinante para crear la variación de la cuota asociada a las hipotecas variables, normalmente se revisan cada pocos meses. De modo que, si tienes una hipoteca de tipo variable y el EURIBOR sube ahora, puedes esperar una subida de la cuota dentro de aproximadamente 6 meses.

Qué tipo de hipotecas existen y cómo se ven afectadas por el EURIBOR

Relacionado: qué es un préstamo hipotecario

Actualmente hay tres tipos de hipotecas que se pueden contratar a través de un banco:

  1. Interés fijo
  2. Interés mixto (interés fijo los primeros años y variables el resto)
  3. Interés variable

Contratar una hipoteca que sea de tipo variable o una de tipo fijo va a marcar la diferencia del dinero que vamos a tener que pagar por dicha hipoteca. 

Como hemos dicho, una hipoteca variable incluye en su tipo de interés una parte asociada a las variaciones del euríbor, lo que hará variar la cuota de dicha hipoteca. Una hipoteca a tipo fijo tendrá una cuota siempre fija durante toda la duración de la hipoteca.

Es importante entender estas últimas diferencias para elegir la opción que más se ajuste al tipo de hipoteca que vas a contratar: las hipotecas normalmente son a largo plazo y si eliges una de tipo variable estarás continuamente dependiendo de las subidas y bajadas a las que esté sometido el euríbor. Al igual ocurre si es mixta, los primeros años sería de aplicación fija y los restantes de aplicación variable sin tener unas cuotas fijas que conocer de antemano.

Qué hipoteca conviene contratar: ¿tipo fijo o tipo variable?

Si las previsiones económicas de la zona euro contemplan un escenario de tipos de interés bajos a largo plazo, te conviene más una hipoteca de tipo variable. Actualmente la zona euro lleva años en una fase de tipos de interés casi nulos, por lo que una hipoteca a tipo variable sería la mejor opción ahora mismo. 

Por otro lado, si quieres tener un control sobre tus finanzas a largo plazo sacrificando algo más el precio de tu hipoteca, lo mejor que puedes hacer es contratar una hipoteca a tipo fijo.

¿Qué te ha parecido esta información? ¡Puntúala!
(Votos: 0 Promedio: 0)