Qué es una hipoteca inversa y para qué sirve

En el blog de Prestamistas.net ya hemos visto muchos conceptos relacionados con los préstamos y el mundo financiero, como son las diferencias entre préstamo y crédito, qué es un préstamo sindicado y cómo amortizar un préstamo

En el post de este mes vamos a ver un concepto que está algo alejado de los préstamos en sí, aunque está muy relacionado con los préstamos hipotecarios: las hipotecas inversas. ¿Qué es una hipoteca inversa? ¿Cuándo es útil esta figura? En este post te lo vamos a contar todo. 

Hipoteca inversa: poner la casa en garantía para recibir un préstamo en forma de renta mensual

Una hipoteca inversa es simplemente cambiar la propiedad del piso y recibir una especie de pensión alternativa como complemento a la pensión pública.  En nuestro país la fórmula básica para poder suscribir una hipoteca inversa, es tener 65 años o más, una dependencia severa y disponer de una casa o piso en propiedad. Al poner como garantía esa vivienda el prestatario recibe dinero mediante pagos periódicos o en un solo pago. 

Un producto sin mucha salida en España

En Reino Unido se suscribieron en 2017 casi 40.000 hipotecas de este tipo, aunque en España la fórmula apenas ha funcionado. La conciencia de dejar a los herederos una responsabilidad y carga financiera y de querer «dejarlo todo atado» puede estar detrás de las razones por las que en nuestro país las hipotecas inversas no han funcionado. 


Cómo funciona la hipoteca inversa

Cómo funciona la hipoteca inversa
Cómo funciona la hipoteca inversa

A diferencia de un préstamo o una hipoteca normal y corriente, en este caso no se trata de una deuda que debe ser devuelta poco a poco y disminuye con el tiempo, sino que se trata de deuda en forma de renta que se acumula. El beneficiario sigue disfrutando de la vivienda a la vez que va recibiendo el dinero del préstamo hasta el día que fallece. Entonces los herederos del fallecido deciden entre varias opciones: 

  1. Extinguir la deuda (renta que el fallecido ha cobrado) de su bolsillo y liberar la propiedad de la casa
  2. Vender la casa y pagar el préstamo 
  3. Pedir otro préstamo para comprar la casa al banco
  4. No hacer nada y que el banco se quede con la casa

Los propietarios de casas con cierto valor -por encima de los 300.000€- pueden estar muy interesados en esta fórmula, aunque en España principalmente por razones culturales este producto no ha funcionado. Actualmente no existen demasiadas entidades que quieran poner en el mercado este producto hipotecario. 

Producto regulado y con exenciones fiscales

Aunque existe una ley aprobada en 2007 para regular su funcionamiento, la hipoteca inversa no acaba de convencer a los españoles. Las medidas fiscales aprobadas para potenciar este producto no han funcionado: el pago único de todo el préstamo no tributa en IRPF, la suscripción no está sujeta a actos jurídicos documentados y el producto disfruta de fuertes reducciones en los aranceles de notarios y registros.

¿Qué te ha parecido esta información? ¡Puntúala!
(Votos: 0 Promedio: 0)